Antonio Miguel Nogués Pedregal

Entrevista: Viejóvenes

Viejóvenes

Reportaje de Andrés Valdés. Fotografía de Pilar Cortés

En el Suplemento Dominical del periódico Información de Alicante, el periodista y redactor Andrés Valdés ha publicado un reportaje titulado «Viejóvenes» que resume bien su contenido en la entradilla de «La longevidad, la precariedad emocional y económica y el culto al ocio permite a los alicantinos de 40 años espantar con éxito la imagen tradicional de mediana edad». (PDF)

Para elaborar el reportaje me telefoneó y charlamos durante un buen rato. En líneas generales, y aunque yo me sitúo ya en los cincuenta y no habría limitado a los cuarenta la noción de viejoven, me pareció interesante su aproximación y su propuesta de reportaje. Entre todo lo que hablamos yo le introduje la idea, tantas veces discutida durante tantos años en las clases de antropología del ocio y del turismo, de que el tiempo de ocio era un indicador no solo de la extracción socio-económica de la persona, sino de un estilo de vida que había apartado la centralidad de la profesión (der Beruf de Max Weber) como marcador de identidad social y lo había sustituido por cosas menos productivas como las actividades de ocio. Le pareció interesante y fue lo que más subrayó en un apartado que encabezó muy acertadamente: «soy mi ocio, no mi edad».

Miradas calladas

©/2 Antonio Miguel Nogués Pedregal (2001)
Publicado en Diario de Cádiz, jueves 1 de noviembre de 2001

No tenía calculado cuándo cumplía mi compromiso quincenal con este periódico. Hasta que releí lo que tenía escrito no me dí cuenta de que me tocaba la columna de hoy. Entonces supe que carecía de sentido lo que tenía preparado. Y como en breve la cosa pública de este pueblo no iba a cambiar, pues decidí posponerlo. Así que amontoné la columna con el resto de mis papeles, agarré la pantalla del ordenador y soñé que escribía. Tenía que iniciar noviembre, un mes tan insulso y vacío, como lleno de pasiones, llantos y miradas calladas. De hecho, siempre lo hemos pensado de rodillas ante doña Inés y una tumba.

DSC05684 (800x600)Noviembre comienza de forma misteriosa, extraña. Entra jugando con la muerte, retándola a recordarse de una manera que nos inquieta. Quizás por eso eché mano de una pequeña joya de libro que adquirí en algún lugar sin importancia. Releí algunos párrafos, y me detuve ante una pequeña frase que conocía de memoria pero que no había practicado tanto como habría sido deseable. La frase decía así, “si tenemos dos orejas y una boca es para que escuchemos el doble de lo que hablamos.” Sabio y sencillo. Sea por eso que es una buena idea escribir en esta columna cada dos semanas. Seis días para escuchar, seis para callar, uno para reflexionar sobre lo callado, y otro para escribir. Quizás sirva para esto noviembre. Un mes para callar. Y un mes para que nos hablen los que sólo nos miran.

¿Qué demonios tiene noviembre que solo se acompasa de higos, nueces y castañas? Es el tiempo. ¿Qué ciego recogimiento preparan en su sequedad? Es la tierra. No sé que pensarán ustedes, pero a mi me parece que este mes es como un guiño al futuro. Ahogado el verano y el otoño sereno, sólo preparamos el silencio almendrado de diciembre y nos alejamos.

Hoy es “to’ santos”. ¡Felicidades a todos! Hoy es el día de los que estamos. Y mañana el de los que faltan. ¡Ay Bécquer! ¡qué solos se quedan los muertos!

©/2 es el símbolo de la Ley de compartición de la propiedad intelectual que establece en su artículo primero y único que: «La producción intelectual nace con el propósito de ser compartida y, en consecuencia, puede ser reproducida por cualquier medio siempre que el usufructuario asegure la correcta utilización de la misma, no la comercialice, y mencione su procedencia y autoría».

El Papa ‘relativiza’ los dogmas

Al hilo de la lectura de El Sínodo de la Familia se cierra sin atender las expectativas del Papa de Pablo Ordaz.

Un tipo muy interesante el Papa. En el discurso que ha cerrado el Sínodo sobre la Familia, Francisco ha sido muy claro: «En realidad, las culturas son muy diferentes entre sí y todo principio general necesita ser inculturado si quiere ser observado y aplicado”.
Una afirmación que en su dimensión gnoseológica viene a mantener que la/s potencialidad/es explicativa/s que tiene/n la/s verdad/es debe/n ser adaptada/s a su contexto de recepción.

Encuentro que esta aportación sobre la «inculturación» es muy, pero que muy interesante por dos motivos.
Primero sigue la ortodoxia porque mantiene la posibilidad de que exista (¡subjuntivo!) un principio general y por tanto, retoma y actualiza la recomendación del Concilio Vaticano-II sobre la necesidad de personalizar (adecuar, si se quiere) el mensaje al contexto de realidad en el que viven los creyentes. Y segundo, y al mismo tiempo derivado de lo anterior, lo encuentro interesante porque se adhiere al reto intelectual planteado por la idea de la «dictadura del relativismo» (Ratzinger dixit) –sea ‘relativismo moral’ por el que todos los sistemas de valores son válidos para su contexto de producción, o sea ‘relativismo intelectual’ que no admite la jerarquía de las ideas y sostiene que todas las verdades o argumentos tienen igual grado de validez– que asola (y por tanto debilita ya que incentiva que ‘cualquiera escriba cualquier cosa’ amparándose en esa igualdad de las ideas y los argumentos, añado yo) la producción de un pensamiento crítico y emancipador.

Afirma Francisco que ningún principio general –sea referido a creencias sobre la trascendencia del Ser (religiosas) o a creencias sobre el mejor y más adecuado uso de los recursos naturales para la vida social (económicas)– puede ser tomado como dogma, ni ser aplicado de manera indiscriminada en todos los territorios y sobre todas las gentes sin atender a sus particularidades históricas. Todos nos beneficiamos de que una autoridad así plantee las cosas de una manera tan clara y concluyente.

Una nueva oportunidad para la responsabilidad

Al hilo de la lectura de Los memorialistas exigen a Rajoy que condene la dictadura franquista el próximo 20N de A. Moya.

No importa qué clase de análisis se haga de las declaraciones políticas o de las acciones (y omisiones) llevadas a cabo por la derecha española en referencia al pasado franquista, uno siempre llega a la conclusión de que los políticos del PP actúan con hipocresía porque mantienen la equidistancia entre los asesinos y los familiares de los asesinados que reclaman justicia, y tuercen el sentido común con un lenguaje que se resiste a condenar sin paliativos los miles de asesinatos perpetrados por el régimen franquista.

Y ciertamente, cualquier ciudadano sensato, no puede sino sentir que cada vez que los políticos españoles de derecha (en cualquiera de sus manifestaciones partidistas) se muestran reticentes a condenar estos crímenes y se niegan a extraditar a torturadores e impiden que se juzguen a los responsables políticos que aún viven, provocan un tremendo malestar en la sociedad española porque ensucian la calidad de nuestra democracia parlamentaria, desvelan la naturaleza totalitaria del tradicionalismo desde la que gobiernan un estado social, democrático, laico y de derecho, nos recuerdan a los demócratas su simpatía y cercanía ideológica con un régimen asesino y la debilidad moral de los acuerdos alcanzados durante la Transición; pero sobre todo, porque cada vez que evitan asumir la responsabilidad histórica de las barbaridades cometidas por Franco y sus colaboradores, se vuelven cómplices intelectuales de todos y cada uno de los miles de asesinatos cometidos.

El espectáculo de la ‘distinción’

Al hilo de la lectura de Clasismo y televisión por Ruido de Barrio.

Un excelente ejemplo de las posibilidades de investigación socio-antropológica que ofrece la red: el que cada vez más personas puedan opinar sobre casi cualquier cosa de lo que ocurre y se escribe, ofrece al lector crítico una inmejorable herramienta para el análisis de lo que ocurre. A ‘lo que ocurre’ los más atrevidos lo llaman realidad.

La entrada original del blog ilustra muy bien la distinción de Bourdieu y el papel de la televisión en la reproducción de las imágenes sociales de la estratificación. Por sólo esto merece una lectura.

Pero si además, le añadimos los comentarios que se hacen en el propio blog y los que hay en el muro de feisbuk del que tomo el enlace, este profesor podría cubrir sin problema dos meses de clases de «antropología social y política». ¡Lástima que no pueda darse más!

Recomiendo –como nunca–que le dediques media hora a deleitarte en la lectura critica de la entrada y, sobre todo, los comentarios en el blog y en el feisbuk.

Entrevista: Día mundial del turismo

dia-mundial-del-turismo-2015

Entrevista de Asunción Niñoles y Jesús Fernández

 

Una entrevista en Radio UMH sobre el Día Mundial del Turismo y su lema «Mil millones de turistas, mil millones de oportunidades» realizada por Jesús Fernández y Asunción Niñoles. Así como un resumen del contenido de la asignatura de «Antropología del Ocio y del Turismo» que hemos impartido durante catorce maravillosos años [octubre 2000 a mayo 2014] en la Universitas Miguel Hernández. (Podcast – del 1:45 al 6:43)

Con las manos en la masa

©/2 Antonio Miguel Nogués Pedregal (2015)
Publicado en Información el 9 de septiembre de 2015

La masa no hace, se hace; la masa es objeto, no es sujeto”. Quizás esta haya sido una de las frases que más han influido en cómo entiendo el mundo que me rodea. Todavía sonrío al recordar cómo, entre aquellos trescientos y pico folios que había maquetado primorosamente como parte de mi tesis doctoral, encontré quince o veinte que mi mentor, el profesor Antonio Mandly, había cruzado en rojo y doblado en su esquina superior izquierda, y cómo tras pedirle alguna explicación a tanta sanción, me lo sintetizó con aquella sola frase. Orgulloso de mis capacidades pero convencido de su autoridad intelectual, decidí detenerme a pensar sobre la densidad de su respuesta antes que protestarla. Me llevó algún tiempo comprender la grave extensión de su contenido. leer más…